Ventiladores y Climatizadores

¡Sí, hace calor!, ¡pero estás a punto de solucionarlo! Hazte con uno de nuestros ventiladores y siente como una agradable brisa refresca todo tu cuerpo. Tenemos ventiladores de todo tipo: ventiladores de sobremesa, ventiladores de pie, ventiladores de torre... y de marcas tan destacadas como Taurus, Jata, Avant y muchas más. Tres, dos, uno, ¡ya!, ¡deja de sudar!

Mostrando 1 - 40 de 205 artículo(s)

Índice

  1. ¿Qué tipos de ventiladores hay?

  2. Factores a tener en cuenta a la hora de comprar un ventilador

Un ventilador es un aparato sencillo y económico que consigue refrescarnos gracias a que sustituye el aire húmedo que rodea nuestro cuerpo por otro seco que evapora nuestro sudor. Hasta aquí todo perfecto ¡¡Gran invento!! pero, ¿qué ventilador me compro? ¡Hay mucho por todas partes!¡Calma!, continúa leyendo y refresca tus ideas...

  1. ¿Qué tipos de ventiladores hay?
    • Ventiladores de sobremesa

    • Están pensados para ser colocados sobre la mesa en la que nosotros mismos estamos o tenemos cerca. Por esta razón no necesitan ser muy grandes ni potentes para cumplir con su cometido. Son prácticos, fáciles de guardar y en definitiva, la opción ideal para refrescar calurosas jornadas sin la necesidad de usar grandes aparatos para ello.

    • Ventiladores de pie

    • Los ventiladores de pie probablemente sean los más comunes en nuestros hogares. Son más grandes y potentes que los de sobremesa ya que están pensados para, sin necesidad de ningún apoyo extra, ventilar habitaciones enteras.

      Son algo más caros que los de sobremesa, pero un ventilador de pie potente es la mejor opción si lo que queremos es que una agradable brisa alcance a varias personas en una misma estancia.

    • Ventiladores de torre

    • Los ventiladores de torre tienen como principales cualidades su estética moderna y la seguridad:

      • Son elegantes y discretos, ideales para aquellas personas que no quieren que un ventilador de aspas (más voluminoso y antiestético) rompa la línea decorativa de su hogar.
      • Son muy seguros. Al no tener aspas es casi imposible sufrir ningún accidente por su uso.

      Como inconvenientes podríamos señalar dos:

      • Son menos estables ya que se sustentan sobre una base más pequeña.
      • Son menos potentes.

    • Ventiladores de techo

    • Los ventiladores de techo están siendo en los últimos tiempos la opción favorita de los usuarios gracias a las numerosas ventajas que suponen:

      • Función inversa: en invierno le podemos invertir la dirección del giro de las aspas. Con esto, conseguiremos que el ventilador de techo distribuya el aire caliente por toda la estancia.
      • Son muy silenciosos: gracias a ello, podremos refrescar nuestras noches de verano sin que ningún ruido nos moleste
      • Son decorativos: Los ventiladores de techo tienen una estética muy agradable que puede aportar un “aire” muy interesante a la decoración de tu hogar.
      • Los ventiladores de techo tienen un consumo muy bajo; estar fresquitos ya no va a suponer sufrir desagradables sorpresas en nuestra factura de la luz.

    • Ventiladores nebulizadores

      Son ventiladores que generan niebla expulsando microgotas de agua al ambiente. La evaporación de este agua en suspensión provoca una bajada natural de la temperatura ambiente. Esto es debido a que cuando un líquido se evapora, roba calor de su alrededor, como cuando se evapora nuestro sudor y sentimos un alivio instantáneo por la bajada de temperatura que se produce en nuestra piel.

      Para conseguir lanzar al ambiente estas gotas tan minúsculas, el ventilador hace pasar el agua por un orificio muy pequeño, y a gran presión.

    • Ventiladores de suelo

      Están diseñados para colocarlos en el suelo, por lo proyectan el flujo de aire de abajo hacia arriba. Son ideales para terrazas, patios, y otros espacios diáfanos.

      Son muy compactos, lo que los hacen fácil de transportar y almacenar.

      Resultan muy económicos: tienen un precio y un consumo muy bajos.

    • Ventiladores industriales

      Son ventiladores de suelo especialmente grandes y potentes. Sus aspas pueden llegar a los 50 cm o más. Están destinado a ventilar grandes espacios, como talleres, naves, grandes establecimientos, etc.

      Suelen ser de acero, lo que los hace muy resistentes a golpes y caídas

    • Ventiladores 3 en 1

      Son los ventiladores más versátiles, ya que se pueden poner en tres posiciones distintas:

      • De pie.
      • En la pared.
      • Encima de una mesa u otro mueble, haciendo las funciones de un ventilador de sobremesa.

      Esta versatilidad hace que estos ventiladores se adapten fácilmente a posibles cambios en la distribución de los muebles de casa.

      La parte superior se monta como un ventilador de pie normal, pero en lo que respecta a su parte inferior, podrás elegir entre el mástil normal u otro soporte más pequeño, con el que poder utilizar el ventilador como ventilador de sobremesa. Además, podrás atornillarlo a la pared, ¡Tú decides!

    • Ventiladores de pared

      Su denominación no deja lugar a dudas: son aquellos ventiladores que están diseñados para anclarse a la pared. Al proyectar el aire de arriba abajo, ningún obstáculo se interpondrá entre tu cuerpo y un refrescante soplo de aire fresco.

      Son ideales en los casos en los que el espacio es limitado. Eso sí, procura elegir su diseño a conciencia, ya que saltará bastante a la vista, y no vas a querer que un feo ventilador arruine la decoración de tu casa.

      Son económicos y muy cómodos, ya que suelen manejarse mediante un mando a distancia.

    • Ventiladores silenciosos

      Son ventiladores que apenas emiten ruido. Están pensados para realizar actividades incompatibles con el ruido: ver la tele, estudiar, dormir, etc.

      La legislación europea establece que el ruido durante la noche no debe superar los 55 decibelios, por lo que un ventilador, para ser considerado silencioso, no debería superar ese límite.

      Pero el silencio no es la única ventaja de estos ventiladores. Aquí van algunas más:

      • Sus motores son menos potentes, pero más eficientes, por lo que consumen menos electricidad.
      • Son más económicos que el aire acondicionado. Tanto a la hora de comprarlo, como a la hora de pagar la factura de la luz.
      • Su diseño es más atractivo que el de los ventiladores convencionales. Se acabo eso de que el ventilador rompa la estética de tu casa.

  2. Factores a tener en cuenta a la hora de comprar un ventilador
    • Tamaño de la habitación o habitaciones a ventilar

    • Piensa, antes de hacer tu elección, en el tamaño de la habitación más grande que vayas a ventilar. De esta manera no te quedarás corto a la hora de decidir la potencia del ventilador.

    • Potencia

    • Los ventiladores son aparatos que no consumen electricidad en exceso, pero si los vas a tener gran parte del día en funcionamiento podrías llegar a notar un amento en tu factura de la luz. Por esto, es importante que aciertes con la potencia del ventilador que necesitas, ni más ni menos.

    • ¿A qué hora del día vas a utilizar el ventilador?

    • Sí quieres refrescar tus noches de verano tendrás que comprar un ventilador silencioso, que no haga ruido ni siquiera a su máxima potencia. Si no lo vas a tener en funcionamiento por la noche, este factor no tendrá tanta importancia.

    • Estabilidad

    • Un ventilador estable nos va suponer diferentes ventajas:

      • Menor riesgo de rotura por culpa de caídas causadas por golpes accidentales.
      • Menor riesgo de averías provocadas por vibración de las piezas del aparato.

      Los ventiladores más estables son los de pie, siendo los de torre los más inestables.

    • Seguridad

    • Para que un ventilador llegue a tus manos necesita tener la marca CE, lo que significa que cumple con los estándares de seguridad que exige la Unión Europea. Dicho esto, nunca está de más comprobar por nosotros mismos que el aparato sea seguro, sobre todo si se trata de un ventilador de aspas. Sopesa la solidez de la rejilla y que por sus agujeros no quepa el dedito de un chiquillo.

    • Tamaño

    • Piensa en los sitios donde vas a colocar el ventilador y si en todos ellos te va a ser suficiente con un ventilador de sobremesa, no compres uno de pie. Esto será algo que agradecerás a la hora de trasladar el ventilador de un sitio a otro y cuando lo guardes durante el invierno.

    • Otras

    • Hay ventiladores que, más allá de su función básica (refrescar movilizando el aire), poseen otras funciones especiales que quizá te interesen:

      • Ventiladores que purifican el aire
      • Ventiladores que humidifican el aire
      • Ventiladores con temporizador
      • Ventiladores con mando a distancia

Hasta aquí esta breve guía de compra de ventiladores. Esperamos que te haya sido de ayuda y que ahora estés mejor informado/a para comprar el ventilador que necesitas. Échale un vistazo a los nuestros y haznos tu pedido porque estamos seguros de que, sea cual sea, en www.komcentros.com lo tenemos.

Producto añadido a la comparación
Producto agregado a la lista de Favoritos